ESPÍRITU DE FE

Por Luis Lampi

2 Corintios 4:7-13


Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,
que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados;
perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;
10 llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos.
11 Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal.
12 De manera que la muerte actúa en nosotros, y en vosotros la vida.
13 Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos

Creemos por lo cual hablamos.
Que interesante es esta declaración. Porque es una declaración que nos esta llamando la atención acerca de cual es nuestra creencia pero también cual es nuestra confesión.
¿Cuál es la creencia que está llenando tu vida?¿en qué estas creyendo?
Hoy es día de creer en lo que dice la palabra de Dios.


Nuestro desafió es volver a lo que dice la palabra de Dios. Jesucristo dijo; «El cielo y la tierra pasaran, pero mi palabra nunca pasara». No estamos apoyados en un tratado teológico o doctrinal, si creemos, que hay una fe que se expresa a través de la teología de la doctrina, pero debe estar anclada, en los principios de la palabra del Señor.

Cuando decimos que creemos, nuestra fe esta plantada arraigada, sementada, fundamentada en la gloriosa palabra del Señor. Nuestra fe no es vacilante. Es afirmada, concreta, llena de certeza y de convicción. Por la palabra que nunca fallará. El cielo respalda la palabra de Dios.
el versículo dice
Nuestro desafío es volver a la lectura, a la meditación, a la comprensión de la palabra de Dios. Su palabra es nuestro fundamento. ¿Estás leyendo la palabra de Dios?¿O te has descuidado por algo?
Cuando vuelve a la palabra de Dios se encuentra con una verdad inconmovible. Que tiene un fundamento eterno. Todo puede pasar, pero la palabra de Dios nunca jamas pasara.

Lo que te define es la palabra de Dios. Es lo que tu tienes por fundamento. La palabra te posiciona. Es una guía en medio de la oscuridad.
Es lampara a mis pies y lumbrera a mi camino. Cuando parece que no hay salida la palabra te da fe, esperanza, te da una puerta abierta. Las promesas de Dios son; en el si y en el amen. Cuando Dios habla por su palabra Él se compromete para cumplirla. Sus promesas de Dios se cumplen.

No cuales son los desafíos que tengas; pero si te vuelves a leer la Palabra de Dios tu corazón se llenará de fe.
Tu vida estará llena de las soluciones, por lo que Dios te ha hablado. No por la respuesta del hombre.
Hoy hay gente que no tiene esperanza, que ha sido engañada , y a puesto su confianza en alguien y ha sido defraudada. Pero hoy te puedo decir confiadamente, que si miras la palabra y empiezas a confiar en Él tendrás esperanza. Los que confía en el Señor no serán defraudado jamás. Pablo nos dice; Creí por tanto hablé
El sabio en proverbios nos dice; de la abundancia del corazón habla la boca.
¿qué dicen tus dichos hoy?

¿cual es la meditación de tu corazón? ¿Meditas en la palabra de Dios?¿Has estado pasando tiempo con la biblia?
Cuando la gente pasa tiempo perdiendo en la redes sociales, atrapado por las noticias. Han perdido la atención por la palabra de Dios.
Pero el consejo nuestro es que vuelvas a la palabra de Dios. Salmo 119. Está lleno de declaraciones de la palabra. Pero si no tienes palabra o fundamentos no puedes creer. Cuando meditas en la palabra de Dios, todo tu ser interior se llena de la luz, y la fuerza de Dios. Y tu corazón comienza a ser lleno de fe. La fe viene por el oír y el oír la palabra de Dios.

Por cada noticias que recibas, vuelve a leer la palabra del Señor.
La palabra de dios es nuestra fuente de fe, de esperanza. Lo que hablas por tu boca, denota en lo que esta en tu corazón. Lo que proclames por fe, en la palabra de Dios se te cumplirá.
Cuando estas en la palabra y confiesas a dentro tuyo se levanta el espíritu de fe. El apóstol Pablo confiesa estamos en diferentes necesidades. El era un hombre de fe que tomo la palabra de Dios como conducta. Y camina según lo que Dios dice. No según lo que dice el mundo. Sino según lo que dice Dios.
Busca la palabra de Dios, y el señor cumplirá su palabra en ti.

La palabra de Dios te define, te levanta, te sostiene y te llena de fe.

Busque un versículo de la palabra de Dios. Busca una promesa de Dios y confiesa la. CREÍ POR LO CUAL HABLÉ. Y el Dios, tuyo el Dios de la palabra cumplirá su promesa y veras el milagro del Señor. Cree en tu corazón, y confiesa con tu boca, y declara te en fe y Dios lo hará. Una y otra vez veras los milagros del Señor.

CREÍ POR LO CUAL HABLÉ.