LO INMUTABLE DE DIOS

Por Alejandra Echeverry

Hebreos 6:9

Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así.
10 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.
11 Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza,
12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.
13 Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo,
14 diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente.
15 Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa.
16 Porque los hombres ciertamente juran por uno mayor que ellos, y para ellos el fin de toda controversia es el juramento para confirmación.
17 Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento;
18 para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.
19 La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo,
20 donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.

Para estudiar la palabra de Dios. Tenemos que tener en cuenta el contexto.

Esta carta está escrita para los judíos creyentes, a los no creyentes, y a los que estaban volviendo a las prácticas judías.

El escritor de los hebreos nos vuelve a decir que Jesús es el salvador del mundo.

La promesa y el juramento sobre si mismo.

Hay cosas mejores que pertenece a la salvación.

En la palabra versículo 10, no quiere decir que Dios no se olvida de tu trabajo. De tu esfuerzo, ÉL tiene en cuenta todo lo que nosotros hacemos para El y para el servicio.

Pero debemos seguir siendo fiel, en el trabajo en el servicio en la lectura de la palabra y en la búsqueda de su presencia.

¿Qué tengo que hacer yo para heredar las promesas?

Tengo que tener fe y paciencia. Para que no de caiga tu animo, fe y paciencia, para esperar el tiempo de Dios, no el nuestro.

Génesis 22:16-17 Dios le habla a Abraham y le dijo que lo iba a bendecir con abundancia y lo iba a multiplicar grandemente.

Te invito a que tomes esta promesa. Sea una año abundante no solo en lo económico sino también en lo espiritual, en salud, en tu vida.

versículo 15; fe y paciencia para alcanzar la promesa. Yo quiero alcanzar todo lo que Dios me prometa.

versículo 17; El Señor para asegurarle a Abraham dice que jura por si mismo. Porque no hay nadie mayor a EL.

Los hombres para reafirmar algo establecen un juramento par confirmar. El no iba a cambiar lo que estaba prometiendo. Inmutable es que no cambia.

versículo 18 “por dos cosas inmutables”; cuáles son que nos esta queriendo decir… los primero es lo que el promete en un si amen. no te dice cuando pero lo va a cumplir. y lo otro es que lo jura por si mismo. Es imposible que Dios mienta en esas cosas. Y eso para que para que tengamos un gran consuelo, para tomar la esperanza puesta delante de nosotros.

Ésta carta esta escrita para los judíos, que no eran creyentes, para los judíos creyentes y los que estaban volviendo a creer.

Lo inmutable de Dios. Lo que Dios te va a dar como parte del cumplimiento de sus promesas; pero tenemos que tener fe y paciencia. Porque lo que el prometió lo va a cumplir. No desmayes, no caigas sigue adelante y anda en busca de la promesa que Dios te ha hache. Más el juramente que hizo por si mismo. Dios no miente y su palabra es, el si y amén.