JABES: DEL DOLOR A LA FE

Por Alejandra Echevarry

1 Crónicas 4:9-10

Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: Por cuanto lo di a luz en dolor.
10 E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: !!Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió.

Nos dice la palabra que Jabes, está dentro de la descendencia de Judá. Era el más ilustre de sus hermanos. Y su mamá lo llamó así, porque lo dio a luz en dolor. El nombre que se le ponía a la persona sembraba el antecedente de cómo iba a ser la persona. A el lo llamaron que viene del dolor.

La biblia no menciona al padre de Jabes. Pero nos dice que es descendiente de la tribu de Judá. Recordemos que Judá, quiere decir alabaza, Y nuestro Señor Jesucristo es descendiente de esta tribu.

Según Pablo en Efesio 2:12 Jabes estaba alejado de la ciudadanía de Israel, y ajeno a los pactos de la promesa. Pero solo por la bondad de Dios, el recibió un lugar en esta nación y en esta tribu.

Dios vio algo en el corazón de Jabes, que permitió que se ensamble en esta tribu.

Esta oración que Jabes hace. La hace a ese nuevo Dios que había hallado. Era un Dios que había descubierto y en Él, halló refugio. El era extranjero, y probablemente se sintió seguro con Dios.

En la oración vemos parte, por parte que esta persona entrego toda su vida y corazón a Dios.

Oh, si me dieras bendición. Jabes podía reconocer que el Dios de Israel, al que el estaba invocando, era la fuente de toda bendición. Santiago 1:17 Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. Y como el lo entendió así, Dios respondió a esa oración. Efesios 1:3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo

Ensancharas mi territorio. Es una expresión, para ese momento la fuente de la riqueza era la posición de tierra, porque en esa tierra tenia animales. Varias acepciones. una tiene que ver con posición de tierra ensanchar la bendición económica, y también ensanchar el territorio espiritual. Un ejemplo de ensanchar el territorio es Josué. Dios le prometió que le entregaría «todo lugar que pise la planta de tu pie»Josué 1:3. Tomar posición por fe. Y tomar posición de la tierra. El territorio se va a ensanchar , pero exige que tengamos fe , y seamos valientes. Luchando por conquistar paso a paso la tierra prometida. Hay que proclamar lo, que Dios te lo entregue en posición. Te invito a que tomes posición a ese territorio, que te prometió Dios.

Y si tu mano estuviera conmigo. No confiaba en su propias fuerzas. Ni tampoco en su conocimiento. Sino que descansaba en la guía y en la ayuda divina. El quería ser llevado por la mano de Dios. De manera que pone sus manos en las manos de nuestro Señor. El sabía toda la historia de milagros de este poderoso Dios de Israel. Cuando tenes un desafío, tenes que estar seguro de que Dios está contigo. Y su mano no se va a mover por tus lagrimas, sino por tu fe. Esdras 8:22b La mano de nuestro Dios es para bien sobre todos los que le buscan; Busquemos a Dios de todo corazón. Si tu mano estuviera conmigo. Muchas veces Dios no obra por nuestra incredulidad, por nuestras dudas. Que nuestras actitudes no frenes la mano de Dios sobre nuestras vidas. Y que su favor nos acompañe en nuestras vidas. Jabes lo pidió de todo corazón. Con deseo genuino.

Y me libraras del mal. Nos habla de estar protegidos. Que nos proteja, ser guardados de las tentaciones y guardados de todo mal. También que nos libre del pecado. El hecho de que nos librara del mal, como frenar toda la ola de incertidumbres. Salmo 91:8 El que habita al abrigo del Altísimo
    Morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;Mi Dios, en quien confiaré.El te librará del lazo del cazador,De la peste destructora.Con sus plumas te cubrirá,Y debajo de sus alas estarás seguro;Escudo y adarga es su verdad.No temerás el terror nocturno,Ni saeta que vuele de día,Ni pestilencia que ande en oscuridad,Ni mortandad que en medio del día destruya.Caerán a tu lado mil,Y diez mil a tu diestra;Mas a ti no llegará.Ciertamente con tus ojos mirarás Y verás la recompensa de los impíos.

Dios te protege. Tengamos precaución, pero no temor, ni paranoia. Efesios 1:3 NOs bendigo con toda bendición. DIos siempre te va a bendecir pero hay condiciones. Habitar y mora.

Para que no me dañe. El Señor desea protegernos, y para eso hay que caminar con Él. Mateo 6:13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal;

Y le otorgó Dios lo que pidió. ¿Cómo podemos aplicar lo a nuestras vidas? Orando la oración de Jabes todos los días. Parafraseando con tus palabras. Poniendo te en primer lugar. Y orando con este modelo. Meditando la oración. Dios quiere que tomes esas expresiones de fe que hizo Jabes. Van a haber cambios, la mano de Dios se mueve al ver nuestra pasión, nuestra fe. Anota los cambios en tu vida. Y luego empieza a hacer esa misma oración por tu familia, por tus líderes, por tu iglesia, por tu ciudad, por el país.

¿Qué aprendemos de esta oración de Jabes? Dependencia de Dios. Una actitud de querer crecer, de no conformarse. Tener un corazón para Dios, no quería pecar y tener los daños que trae el pecado. Tener fe. Confianza en la protección de Dios. Salmos 37:4 Deléitate asimismo en Jehová,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Lo importante que uno descubre en esta oración de Jabe. No es quienes somos nosotros, sino quien es Dios. En este caso Jabe cambió todo su dolor, la importa que le fue dejada de su propia concepción, de su propio nacimiento. Supo transformar ese dolor, en fe.

Yo no se cual es tu dolor, pero se que si cambias tu dolor en fe, Dios va a revertir esa fuente de ese dolor.

Que Dios te bendiga.