LOS BIENAVENTURADOS Parte I

Por Stella Piro

MATEO 5

 Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos.
Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:
Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.
Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

El Señor nos quiere enseñar a como ser bienaventurados. Por lo general, bienaventurado se puede traducir en feliz o dichoso.

El Señor nos quiere enseñar a ser bienaventurados. Son las características que se deben ver en los hijos de Dios. Es un diseño de Dios para la felicidad. Son una fundación para construir un hogar en el cielo. Las bienaventuranzas son el consejo de Dios, que nos dice; vaciemos de nosotros mismos para llenarnos ÉL.

Jesús le habla a sus discípulos, y les enseña cada unas de la bienaventuranzas, que son las cualidades de los hijos de Dios de como debemos vivir. Y cada cualidad está acompañada de una recompensa espiritual. Que lo recibimos por la gracia de Dios.

Cuando Jesús habla de los pobre en espíritu. No se refiere a su condición material; sino a los que están necesitados de Dios. Que depende de Dios, que quieren agradar a Dios y que lo busca cada día.
La manifestación de la presencia del Espíritu Santo viene a nuestra vida, a través de la santificación.
¿Crees que necesitas de Dios?¿necesitas de su palabra? ¿necesitas de la comunión con Dios?
Dice que el subió al monte y vio la multitud. Y sentando vinieron a el sus discípulos. Y allí les enseñaba.


¿Y cómo podemos saber si soy pobre en el espíritu?
Un pobre en espíritu; siempre es humilde ante sus propios ojos.
No se exalta así mismo. Busca la voluntad de Dios y se goza en ella.
Ama ocupar el ultimo lugar, porque piensa que es el lugar que le corresponde. Es reservado en su conducta. No busca ser alguien grande.
Su único deseo es hacer la voluntad de Dios de minuto a minuto.
No busca la influencia, sin embargo busca que estar bajo la influencia De Dios.

Mateo 5:5
Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.

Significa humilde considerado, cortés. Un manso tiene dominio propio.
Nuestro carácter tiene que convertirse diariamente, para que Cristo tome el control de mi vida.
Mansedumbre es una forma de templanza. Que controla todas las demás cosas que quieren venir a traer desorden.


Mateo 5:6
Bienaventurados los que tiene hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciando.

Es aquel que quiere más de Dios en su vida y quiere más hambre, más presencia, quiere hacer la voluntad de Dios y crecer más. Quiere avanzar más hacia delante. Ellos van a vivir una vida abundante. El señor da al que tiene hambre y sed de justicia.
Y yo les pregunto: ¿tiene hambre y sed de Dios?
Es totalmente distinto a ser juez, a ser justiciero. El único juez justo es Dios, el único abogado es Jesus.

Pidamos al Señor que nos enseñe a ser dichosos, a ser bienaventurados. Que el Señor se glorifique en nuestras vidas.